Potencial (I)

Compartimos este excelente texto escrito por Gustavo Aquino*, docente del Programa Focalizado en Gestión del Talento, quien con una envidiable lucidez, nos explica en qué consiste el potencial de las personas y su importancia dentro de las organizaciones.

El artículo ha sido dividido en dos partes. Podrás encontrar la segunda y última parte haciendo click sobre este enlace.

§

¿Qué es el potencial?

Detectar, predecir y medir el potencial humano es una empresa tan convocante como la búsqueda del Santo Grial o de la Piedra Filosofal.

Entre tantos y tan voluntariosos convocados, pocos se preocupan por definir el preciado término. Como decía San Agustín del tiempo, es tan fácil saber qué es como difícil definirlo.

Físicos, matemáticos y gramáticos

Potencial es una rama del viejo tronco de la palabra potencia, que para los físicos refiere a fuerza. Una medida de potencia es el caballo de fuerza.

Potencia tiene uso en la matemática y refiere a la multiplicación de un número por sí tantas veces como esta potencia indique, así 2 a la cuarta será 2x2x2x2, o sea, 16.

Para los gramáticos, el potencial o condicional es un modo en el que el verbo refiere a acciones posibles, hipotéticas, conjeturales. En las redacciones de los periódicos el uso del potencial viste de noticia a la falta de información, la falacia o la cobardía.

Para los físicos, es fuerza, para los matemáticos, crecimiento y para los gramáticos posibilidad.

Filósofos

Aristóteles utilizó la noción de potencia para zanjar entre eleatas y efesios. Los primeros, liderados por Parménides, sostenían que nada cambiaba mientras que los segundos se encolumnaban tras la sentencia de Heráclito “Nunca nos bañamos dos veces en el mismo río”, todo fluye, nada es fijo y el ser es permanente devenir.

El mentor de Alejandro Magno tendió con la dupla potencia-acto un puente entre ambas márgenes. Todo acto fue potencia, todo lo que es fue, previamente, potencia de ser. Los frisos del Partenón estaban en potencia en las canteras de mármol así como en la inspiración y oficio de Fidias. El tremendo roble está en potencia en la pequeña bellota.

El bloque de mármol deja de ser tal, como también la idea del escultor que deviene obra, ambos mutan en la escultura que los conserva y une de modo indisoluble. Potencia es cambio y permanencia.

Tan en potencia estuvo el roble en la bellota como lo estuvo el creador de Microsfot en el adolescente problemático arrestado en Albuquerque en 1977. Bill Gates cambió pero sigue siendo el mismo, el empresario y filántropo estaban agazapados en el desquiciado nerd.

Cambia, pero mantiene su identidad. Lo que será está codificado en lo que es.

El destino

En “El Otro”, un Borges viejo y consagrado encuentra a orillas del río Charles al joven Borges a quien profetiza: “No sé la cifra de los libros que escribirás, pero sé que son demasiados. Escribirás poesías que te darán un agrado no compartido y cuentos de índole fantástica. Darás clases como tu padre y como tantos otros de nuestra sangre.”

El diálogo conjetural entre el hombre que ronda sus setenta y el muchacho que no llega a los veinte alterna cambios e identidad: “Eramos demasiado distintos y demasiado parecidos.” Mediados por un abismo de medio siglo, ambos son Jorge Luis Borges, por lo que el viejo concluye “Aconsejar o discutir era inútil, porque su inevitable destino era ser el que soy.”

Puede que no esté escrito en las líneas de la mano ni en las cartas del tarot ni en las manchas finales de la borra del café, pero en algún lugar estuvo definido que yo recordara el ingenioso y melancólico cuento de un ciego en Boston; y que lea ahora usted estas reflexiones.

Nietzsche aconsejaba el amor fati, enamorarse del propio destino, abrazarlo, entregarse a él. Desarrollar, realizar el propio potencial es una obligación para con uno e indelegable. Alemán rebelde, pero cabal, ordenaba: Conviértete en lo que eres.

Con hebras de capacidades, deseos y posibilidades se teje el paño del potencial en el telar del destino. La bellota será roble o no será y todo roble fue bellota, pero ¿cuántos (y cuáles) adolescentes serán en su adultez empresarios, concertistas de violín o estafadores?

El bien y el mal

En medio de la noche un ex-convicto roba al sacerdote que le dio cobijo y comida. En su fuga con el acusador botín a cuestas es detenido y llevado ante la víctima que niega el robo y sostiene haber regalado la platería al reo. Ya sin la presencia de los uniformados, el obispo Myriel se impone al decir “Jean Valjean, hermano mío, vos no pertenecéis al mal, sino al bien. Yo compro vuestra alma, la libro de las negras ideas y del espíritu de perdición”. El gesto redentor sustenta el argumento de Los Miserables, el ladrón que deviene hombre de bien.

Aquí se acaba el ejemplo de la bellota, que sólo da robles. El ser humano es parte de la naturaleza a la vez que la trasciende. Se desarrolla en el campo de la cultura atravesado por valores, juicios y prejuicios como bien, mal, éxito o fracaso que inciden en su trayecto.

Teoría de la complejidad

El súbdito de su Real Majestad Isabel II Alan Turing fue juzgado por homosexualidad y condenado en marzo de 1952 a la castración química. Poco tiempo después se suicidó con cianuro. Triste fin para un héroe condecorado por vencer con ecuaciones y algoritmos a la endiablada máquina Enigma que usaba el alto mando alemán para encriptar sus comunicaciones.

Los trabajos de Turing y de W. Ross Ashby son la base de las investigaciones sobre inteligencia artificial, teoría de los sistemas, la cibernética y teoría de la complejidad.

Ashby enuncia en su libro Introduction to Cybernetics de 1956 el principio de la variedad requerida que sostiene que un sistema de control eficaz debe contar con tantas alternativas como los estados posibles del sistema que pretende controlar. Sintetizada en sus palabras “sólo la variedad absorbe a la variedad”.

El principio explica la dificultad para detectar y medir el potencial. Se puede medir un ladrillo con una regla y pesarlo con una balanza, para evaluar el posible rendimiento de una persona habrá que utilizar un dispositivo de una complejidad similar a ésta, o sea, muy alta.

El potencial es mucho más complejo que el cuerpo y el aparato psíquico ya que implica prever las mutaciones de esta unidad bio–psíquica–moral en el tiempo, discernir si Valjean será bueno y qué tan exitoso será. Si el joven Borges se dedicará a la literatura, cuán talentoso llegará a ser y cuánto empeño pondrá en su obra.

Programa Focalizado en Gestión del Talento

§

[*] Gustavo Aquino cuenta con más de 25 años de experiencia en Recursos Humanos, siendo parte de reconocidas compañías o como consultor externo. Es Doctorando en Sociología por UCA y Licenciado en Sociología de la UBA. Además, Gustavo es actualmente Presidente de ADCA y miembro de la comisión directiva de ADRHA, así como Presidente de Schein Transition Advisors, consultora especializada en estrategia de Recursos Humanos.