Motivación de Recursos Humanos

En el mundo actual, signado por una feroz competencia comercial, las empresas apuestan todos sus recursos en la consecución de los objetivos. En dicha tarea, se ha identificado a la dirección de personal como el factor crucial en el desarrollo de estrategias que superen los logros previstos.

En el marco de trabajo de la dirección de recursos humanos, la motivación es la principal herramienta y enfoque. Se trata de una perspectiva de trabajo que contempla mucho más que una estimulación lograda mediante un aumento de la retribución económica. El paradigma de la motivación ha trascendido los límites financieros para abarcar una amplia variedad de factores que guían y dirigen la conducta del personal hacia los objetivos.

La motivación es el eje principal sobre el que se asienta la estrategia de trabajo de una gerencia, pues ayuda a obtener un compromiso y esfuerzo mayores de parte de quienes integran el equipo. Pero para poder alcanzar este logro, es necesario abordar la estimulación desde diversas aristas.

Una de las más recomendadas es el reconocimiento. Especialistas en psicología de trabajo aseguran que valorar el aporte y desempeño de los miembros de un equipo, es esencial para fomentar su esfuerzo y mejora continua. Desarrollar mecanismos y espacios de reconocimiento es un modo de motivar al personal para obtener resultados más satisfactorios.

Otra gran herramienta de motivación es el trabajo personalizado con los miembros del grupo. Conocer a quienes integran el equipo de trabajo ayuda a identificar cómo se puede estimular sus capacidades y cómo guiarlos hacia la toma de decisiones que se orienten al logro de las metas deseadas.

Una dirección de recursos humanos eficiente se vale de la motivación y otras herramientas de gestión adecuadas para desarrollar y potenciar los equipos de trabajo, obteniendo lo mejor de ellos para la realización de los objetivos previstos.