El abogado de empresa en la actualidad

Por Mariano Andrés Padula

Fuente: Abogados.com.ar

§

Se vienen tiempos financieros-económicos difíciles, pero esto no es novedad para muchos colegas. El abogado en la empresa deberá tomar un papel preponderante asumiendo mayores riesgos y exposición. Las decisiones administrativas (ej. bancarias), comerciales (ej. contratos, garantías, negociación) y estrictamente legales (judiciales, despidos y varios) comenzarán a verse cada vez más seguidas y expondrá al responsable del sector de Legales aún más.

No es un escenario pesimista, sino realista y el abogado deberá estar preparado esperando dar las mejores previsiones y, sino, las decisiones que menos impacten a la empresa.

He aquí algunos "tips" que entiendo deberemos tener en cuenta:

1) DECISION – ¿TERCERIZACION DEL PROBLEMA?: Deberemos tomar los problemas y sus soluciones entendiendo que los problemas los tenemos nosotros, no esperando "tercerizar" el problema. He aquí la gran diatriba de pensar si el problema lo tiene el estudio jurídico donde se tercerizó el diferendo o si el problema lo tiene el abogado de la empresa. Pues para quién suscribe el problema es claro: el problema lo tiene el "abogado de la empresa" que –lógicamente- se asesora en temas específicos en estudios jurídicos determinados, pero se "consulta", se "trabaja en equipo con el estudio jurídico externo", se "analiza el problema en equipo con el estudio externo", pero el problema no puede tercerizarse. Es claro que el problema lo tiene y tendrá el abogado de la empresa hasta que se resuelva y a ello debe dirigirse. Decisión de resolver el problema y/o seguirlo hasta que se resuelva serán fundamentales para la propia empresa. Así, el problema no se terceriza sólo podrá el abogado buscar y apoyarse en estudios especializados para luego –en equipo- poder tomar la mejor decisión para beneficio de la empresa.

2) DECISION – TRABAJO EN EQUIPO Y ARGUMENTOS SOLIDOS: No podemos olvidar que vivimos y trabajamos en la República Argentina, donde el azar juega un papel fundamental y un juicio que se puede llegar a considerar perdido por tal o cual error o situación fáctica puede ganarse y viceversa… sabemos que no siempre nuestros juzgados poseen el tiempo y personal para dedicarse a nuestros conflictos de la empresa. Pero repito, lo importante será la "TOMA DE DECISION" que deberá –aún más- enfrentar el abogado de la empresa en estos tiempos convulsionados. No debería temerse a tomar una decisión errónea sino haberla tomado con los fundamentos legales del caso y haberla compartido con el equipo y superiores –si los hubiera- para que se discuta la decisión a tomar (...).

Para leer la nota completa: El abogado de empresa en la actualidad.

Curso de Posgrado en Derecho Empresarial

Este artículo toma en consideración el enfoque propuesto por el Curso de Posgrado en Derecho Empresarial del ICDA - Facultad de Derecho, de la Universidad Católica de Córdoba.